El sindicato de pescadores de caleta Cifuncho, en la región de Antofagasta, destacó el apoyo a sus actividades prestado por un grupo de estudiantes de la carrera de Ingeniería en Acuicultura de la Universidad Católica del Norte (UCN), consistente en el diseño de una balsa de trabajo y de un sistema de cultivo suspendido.

Al referirse a la ayuda de los estudiantes, Carlos Ortiz, presidente del sindicato, explicó que la balsa estará instalada en el área de manejo de la organización. “Será diseñada con material en desuso de la minera Las Cenizas y ya se están juntando tambores para construirla”, enfatizó.

Un grupo de 4 estudiantes de Ingeniería en Acuicultura de la Universidad Católica del Norte, del Curso de Aprendizaje Más Servicio (A+S) “Ingeniería de Sistemas Acuáticos”, viajó junto a los académicos Germán Merino y Luis Pereira, a caleta Cifuncho en la comuna de Taltal, para apoyar a los integrantes del sindicato de pescadores en el diseño de una balsa de trabajo y en el sistema para cultivo suspendido long line. 

Este año, por primera vez Aprendizaje Más Servicio es implementado en la carrera Ingeniería en Acuicultura, de la Facultad de Ciencias del Mar de la UCN, teniendo como principales focos el apoyo en el diseño de la balsa y la práctica laboral de una alumna.

Terreno

Como parte del curso A+S, la estudiante Natalia Godoy realiza su práctica laboral en el Centro AcuyMinAgro ubicado en el lugar, prestando apoyo a los pescadores, lo que es muy bien valorado por los integrantes del sindicato y ha sido bien calificado. “Esa es la gracia, que se incorporen al mundo laboral, pero con personas que realmente se desarrollan en el ámbito, los pescadores, logrando un intercambio de dos mundos diferentes, lo que ellos estudiaron en la universidad y lo que nosotros aprendemos todos los días”, resaltó Carlos Ortiz.

En tanto, el académico de la Universidad Católica del Norte, Luis Pereira, facilitador A+S, destacó que acercar a los estudiantes a la comunidad tiene tremendo significado, tanto para ellos como para el socio comunitario; los estudiantes adquieren experiencia en terreno y su trabajo se traduce en un aporte hacia la comunidad, junto con esto, los estudiantes reciben la experiencia de años por parte de los pescadores, lo que se traduce en una sinergia bidireccional entre ambos actores.

Mientras la comunidad rural de Cifuncho requiere y necesita conocimientos específicos para desarrollar sus planes y proyectos, por medio de esta metodología son escuchados y atendidos por lo futuros profesionales de la carrera de Ingeniería en Acuicultura.

El académico explicó que como parte del A+S se establecen una serie de compromisos tanto de los estudiantes como de los socios comunitarios. Además, destacó la colaboración de la minera Las Cenizas, ya que el Centro AcuyMinAgro, que es de los pescadores, se ubica en un terreno que era de la minera y les fue aportado en comodato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *