• A fin de mitigar la contaminación, proyecto FIC-R adjudicado por la UCN transformará desechos como plásticos y neumáticos en biocombustible.

La excesiva producción de residuos es un problema a global que se puede acrecentar aún más en territorios pequeños y con alta afluencia de personas que contaminan. Es el caso de la comuna de San Pedro de Atacama, localidad que todos los años debe lidiar con la basura generada por los turistas.

Con el fin de ser un aporte en la reducción de los residuos sólidos del poblado, investigadores de la Universidad Católica del Norte (UCN) ejecutaron el proyecto “Planta de Valorización Energética de Residuos Sólidos para San Pedro de Atacama”, cuya planta piloto fue inaugurada la semana pasada.

La propuesta fue apoyada por el Fondo de Innovación para la Competitividad de la Región de Antofagasta (FIC-R) del Gobierno Regional de Antofagasta, y es liderada por el académico del Departamento de Ingeniería Metalúrgica y Minas de la UCN, Dr. Julio Valenzuela.

Este, explicó que el proceso consiste en el aprovechamiento de las características elementales de distintos residuos, “los cuales sometemos a un proceso de pirólisis, que es la degradación térmica en ausencia de oxígeno, con lo cual transformamos estos desechos en elementos o insumos energéticos”.

¿CÓMO FUNCIONA?

Este sistema implicó la creación de una planta piloto, en la que se ingresan los residuos para ser descompuestos mediante pirólisis. Según explica Valenzuela, el proceso permite procesar hasta el 80% de lo que llega a un relleno sanitario, y recibe todo tipo de residuos, a excepción de metales y vidrios, los que requieren una temperatura más alta para descomponerse.

Asimismo, a través de la pirólisis se obtienen subproductos tales como gases, carbón y aceites, que pudiesen ser utilizados como combustibles.

Así, el proyecto de la UCN aporta a un nuevo modelo de gestión de residuos para enfrentar el problema del volumen de la cantidad de basura generada y la proliferación de vertederos ilegales en donde se depositan materiales de gran tamaño, como neumáticos y otros.

La iniciativa fue propuesta a la municipalidad de San Pedro de Atacama, con la que se trabaja actualmente, para lo cual se construyó un galpón que contiene la planta de tratamiento. “Por un tema de escala, seleccionamos San Pedro de Atacama, en donde, por ejemplo, podemos hacer frente al problema de las botellas PET”, explica el director del proyecto.

RECIBIMIENTO

Las instalaciones, ubicadas en un terreno dentro de las dependencias del relleno sanitario de la comuna, fueron inauguradas con un rito de pago a la Madre Tierra.

Sobre el proyecto, el alcalde de San Pedro de Atacama, Justo Zuleta, manifestó que “esperamos que el funcionamiento de este proyecto piloto resulte muy bien y así podamos contar con una alternativa ya probada para el tratamiento fundamentalmente del caucho en nuestra comuna”.

Agregó que “estamos trabajando en distintas soluciones y, en el caso particular del caucho y algunos tipos de plásticos, la pirólisis nos entrega una gran oportunidad de hacer reducción de forma limpia. Esto es una gran ventaja en relación a reducir la contaminación ambiental y también nos permite hacer pilotos que ayuden a perfeccionar el sistema y ampliar su uso, realizando así una contribución significativa al destino, sobre todo cuando estamos hablando de tener una comuna mucho más limpia y sustentable”.

Asimismo, Gabriel Bernedo Vallejos de la Dirección de Medioambiente, Aseo y Ornato del municipio, explicó que “todo el trabajo con la UCN ha sido excelente. Hemos tenido bastantes reuniones y la alianza ha sido bastante fructífera. Ya estamos conversando con el vicerrector de Investigación de la UCN no solamente en temas de reciclaje, sino también podemos hacer otro tipo de iniciativas relacionadas con este FIC-R, porque acá hay muchas cosas que se pueden realizar en beneficio de la comunidad”.

Por su parte, el vicerrector de Investigación y Desarrollo Tecnológico de la UCN, Dr. Rodrigo Sfeir, manifestó que “aquí lo importante es la contribución que la UCN hace al solucionar un problema cada vez es más apremiante, no solo para San Pedro de Atacama, sino para todas las municipalidades, porque son ellas las responsables de manejar los residuos que acumulan sus comunas. Sabemos que el volumen está permanentemente creciendo y eso genera una presión sobre los vertederos o los rellenos sanitarios. Lo que necesitamos es cambiar la forma en que hacemos la disposición de esos residuos. Y aquí, la gracia es que no estamos haciendo una disposición, sino una valorización a través de la obtención de nuevos productos. Entonces, algo que se constituía como un problema, ahora pasa a ser una fuente de ingreso adicional, a través de la generación de estos subproductos mediante el reciclado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.