Las mejoras de la Ruta B-1 entre el sector de Tocopilla y Caleta Urco era ejecutado por la Empresa Constructora Visol Ltda.

Las obras de mejoramiento en la Ruta B-1, entre Tocopilla y Caleta Urco están detenidas y han generado preocupación entre los habitantes de las zonas cercanas a los trabajos, esto, debido a la paralización de todo lo que se ha efectuado por la Empresa Constructora Visol Ltda. Las obras llevaban un avance del 79,3%.

Según los habitantes de diversas caletas, entre ellas, Punta Arenas, el riesgo de accidentes e inseguridad es alto, debido a que gran parte del trazado se encuentra con camino de tierra, lo que genera polvo en suspensión, desniveles y ausencia de señaléticas de tránsito.

El Diputado Jaime Araya tomó acciones desde el Congreso, donde señala que ha oficiado al Ministerio de Obras Públicas “para que se comprometan con un plan concreto de medidas de seguridad mientras se reanudan los trabajos en la Ruta B-1”. En específico, el documento firmado por el Parlamentario señala que deben tomarse medidas administrativas contra la empresa a cargo de las obras, revisión de contrato que garanticen la continuidad de las mismas, así como también mencionar la posibilidad de realizar una nueva licitación, y, de ser así, cuáles serían las condiciones a ofertar y los plazos.

No puede ser posible que habitantes que están en Caleta Punta Arenas o en Caleta Urco estén sometidos a condiciones de inseguridad vial, que arriesguen perder la vida incluso en accidentes de tránsito”.

Nos parece fundamental que, mientras se resuelve el complejo conflicto administrativo, hayan medidas concretas que sean asumidas directamente por el Ministerio, la SEREMI e incluso la Delegación Provincial, de manera tal de garantizar condiciones razonables de seguridad en la Ruta”, puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *