• El Gobierno Regional y la UCN participan de este inédito hito donde se abordarán los desafíos de la industria, con una participación amplia de los agentes territoriales.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) iniciará la próxima semana el trabajo para la elaboración de una estrategia minera para la región de Antofagasta, con proyección al 2050.

Convocada por el Gobierno Regional, la Universidad Católica del Norte (UCN) participará de esta ambiciosa instancia a través de su Instituto de Políticas Públicas (IPP), liderando una jornada de exposiciones y charlas respecto a experiencias en minería sustentable que ya se han implementado en el extranjero.

Si bien las jornadas comenzarán el lunes 24 de octubre, el evento central se desarrollará a partir de las 9:00 horas del martes 25, de manera presencial en el Hotel Antofagasta, reuniendo a los principales ejecutivos de las empresas Escondida/BHP, Antofagasta Minerals, Codelco y SQM, entre otras. También participarán el jefe de la Unidad de Desarrollo Regional y Rural de la OECD, Enrique Garcilazo; la ministra de Minería, Marcela Hernando; y el gobernador regional, Ricardo Díaz.

A ellos se sumarán representantes de Corfo, Conadi, la Asociación Regional de Municipalidades, universidades y especialmente representantes ciudadanos y gremiales.

La idea es desarrollar una estrategia minera para la región, con énfasis en la transición hacia una actividad ambientalmente sostenible, que involucre empresas y a las comunidades locales.

La OCDE cuenta con experiencia en estas materias y ya ha desarrollado labores en Territorio del Norte, Australia; Andalucía, España; Karelia del Norte, en Finlandia; y Västerbotten y Norrbotten, en Suecia. Incluso, desde 2017 lleva adelante el Programa “Regiones y Ciudades Mineras de la OCDE”.

AVANCE REGIONAL

Considerando que la industria minera es el principal motor económico del país (según las últimas estadísticas del Consejo Minero a septiembre del 2022, aporta el 51,9% del PIB solo en la región de Antofagasta), más la irrupción de la minería no metálica en el mercado. Por lo tanto, la elaboración de una estrategia para consensuar los énfasis en el futuro para el territorio, con la observación y aprobación de todos los involucrados a través de numerosas entrevistas con empresas, las comunidades y autoridades es un requisito indispensable.

Enrique Garcilazo, jefe de la Unidad de Desarrollo Regional y Rural de la OECD, destacó que “el intentar un diálogo para desarrollar una estrategia regional minera, ya es un avance bastante grande. Esto último es muy diferente, porque pasa por llegar a acuerdos, hacer lineamientos y hacer pautas de trabajo, que luego van a llevar a decisiones de inversión y prioridades”.

Por su parte el gobernador regional, Ricardo Díaz, apuntó a que la OECD tiene todo un sistema de evaluación de zonas mineras. “Hay experiencias de otras zonas y países, donde la acción de la minería es súper positiva”, agregó la autoridad que impulsa la iniciativa, señalando que esta es una oportunidad. “Creo que la minería debe generar un nuevo trato con la región”, enfatizó.

Debe recordarse que el acuerdo para construir una estrategia fue firmado en agosto pasado. La tarea de largo plazo es generar un instrumento de planificación, un mecanismo que permita consensuar los énfasis de futuro para el territorio, con indicadores que permitan evaluar su avance en el corto, mediano y largo plazo.

El rector de la UCN, Dr. Rodrigo Alda Varas, manifestó sobre esta instancia que “es una tremenda oportunidad que se generó desde los distintos actores, encabezados por el Gobierno Regional, pero también es una prenda de garantía, porque a veces necesitamos una mirada externa. A veces, como actores hay cosas que no alcanzamos a ver, entonces, además de la experiencia que ellos tienen de otros países, creo que hay una experiencia de parte de ellos que nos hará bien como región, para poder escucharnos con esta ayuda externa. Espero que se constituyan como un facilitador de los procesos y lo veo muy positivo”.

La autoridad académica manifestó que esta estrategia da la oportunidad para que los diferentes actores de la sociedad civil, la política y el mundo privado pueden reunirse y alcanzar acuerdos que se traduzcan en beneficios para la región.

La minería ha sido fundamental en el desarrollo de Chile y debiera seguir siéndolo. De hecho, cerca del 15% del PIB, el 60% de las exportaciones y el 20% de los ingresos fiscales provienen de esta industria. Los números son mayores nivel regional: representa, en promedio, más del 57% de la actividad económica, llegando incluso a valores cercanos al 65% y a casi el 100% de las exportaciones, considerando servicios, destacó Cristian Rodríguez, director del Instituto de Políticas Públicas.

Sin embargo, hay críticas por el tipo de desarrollo que ha significado para la calidad de vida de la población. Se han planteado quejas en relación con la contaminación, uso del agua, daño a los territorios y alto costo de vida, entre otros.

Por eso, la idea es iniciar las conversaciones entre muchos actores para acotar un plan que dé garantías a todos los actores locales.

EXPERIENCIA MUNDIAL

Este primer encuentro contará además con las exposiciones del coordinador del Plan de Minerales y Metales de Canadá, Ian Green; y la vice presidenta del Instituto Nacional de Desarrollo Económico Indígena de Canadá, Dawn Madahbee Leach.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.