• Los ataques mundiales han aumentado un 28% en el tercer trimestre de 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021. La media semanal por organización en todo el mundo ha alcanzado más de 1.130 impactos
  • El sector de la salud fue la industria más golpeada por el ransomware durante el tercer trimestre de 2022, con una de cada 42 entidades afectadas, lo que significa un aumento del 5% interanual

Check Point Research, la división de Inteligencia de Amenazas Check Point® Software Technologies Ltd. (NASDAQ: CHKP), un proveedor líder especializado en ciberseguridad a nivel mundial, revela que el sector salud es uno de los más afectados por el ransomware en su última publicación de datos sobre ciberataques del Q3, con una de cada 42 organizaciones afectadas, un aumento del 5% interanual.

Asimismo, los investigadores han descubierto que las amenazas globales crecieron un 28% en el tercer trimestre de 2022 en comparación con el mismo periodo de 2021. Y, en concreto, la media semanal por empresa en todo el mundo alcanzó más de 1.130.

Las bandas de ransomware se están centrando cada vez más en las clínicas y hospitales, en gran parte debido a la intensa presión para satisfacer estas demandas. Los investigadores de Check Point Research advierten a las instituciones sanitarias que se mantengan en estado de alerta a medida que se acerca el final del año y la temporada de vacaciones, ya que los ciberdelincuentes tienden a atacar durante las horas de menor actividad, cuando la seguridad se percibe como más ligera.

Aunque las amenazas al sector salud han tenido un repunte en 2022, se ha estabilizado en comparación con el fuerte ascenso registrado en 2021. Esto podría ser un indicio de cómo las empresas y los gobiernos están abordando los riesgos mediante el fortalecimiento de la inversión en sus estrategias de ciberseguridad y poniendo un mayor enfoque en la búsqueda y detención de los ciberdelincuentes.

“Las bandas de ransomware siguen centrando sus esfuerzos en atacar a los hospitales, en gran parte debido a la intensa presión para que estas organizaciones respondan rápidamente. Un ataque de este tipo a un centro hospitalario puede tener consecuencias potencialmente catastróficas, como retrasos en las cirugías, retrasos en la atención a los pacientes y reprogramación de las citas médicas. De hecho, estamos viendo que 1 de cada 42 organizaciones sanitarias que rastreamos es el objetivo de una operación de ransomware. Incluso si una amenaza no cierra un hospital, puede dejar fuera de servicio algunos o todos los sistemas digitales, cortando el acceso de los médicos y las enfermeras a la información digital, como los registros de los pacientes y las recomendaciones de atención”, alerta Gery Coronel, director de Check Point Software para Chile.

“Los hospitales y clínicas deben mantener sus programas actualizados, descargar únicamente elementos de fuentes conocidas y realizar constantemente copias de seguridad de sus datos. A medida que se acerca el final del año y las vacaciones, deben mantenerse en alerta, ya que a estas bandas les encanta atacar durante este periodo, cuando el personal empieza a tomarse sus días libres”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.