Los constantes cambios tecnológicos son importantes no solo para las organizaciones sino también a nivel social, ya que promueven la productividad, eficacia y crecimiento de las mismas, lo que a su vez impacta positivamente en el crecimiento país. Es por ello que estar preparado para las próximas innovaciones es fundamental para implementar nuevos métodos que faciliten la producción y colaboración entre todas las compañías.

Siempre es importante estar al tanto de las tendencias tecnológicas debido al impacto cada vez más fuerte de este tipo de soluciones en los negocios. En tal sentido, el próximo año será desafiante, con empresas que necesitan acelerar su transformación digital, pero que a la vez tendrán que optimizar sus infraestructuras de TI para reducir costos.

Segmentos como el cloud computing, internet de las cosas, ciberseguridad y datos, destacan con gran poderío para el 2023 en el avance y crecimiento de inversores y empresas. De esta forma BGH Tech Partner se adelantó a mencionar las próximas tendencias para la que deben de estar preparados quienes empleen dichas herramientas. 

Cloud computing

Un análisis de la consultora Statista prevé que en 2023 el mercado de servicios de nube pública en su conjunto crecerá 21% contra el año anterior, destacándose el segmento de servicios de infraestructura (IaaS), que avanzará un 30,5%; por su parte plataforma como servicio y desktop como servicio crecerán cerca de 24%, y software como servicio casi 18%. En tanto, la computación perimetral, que permite que los datos se procesen más cerca del lugar donde se recopilan, sumará casos de uso. Una estimación internacional indica que para 2023 más del 50% de las nuevas implementaciones de infraestructura de TI empresarial se llevarán a cabo en el borde de la red en lugar de en los data centers centrales.

“En lo que respecta al cloud computing, se espera una mayor adopción de nubes de mercado vertical, especialmente para industrias como salud, manufactura, agricultura y finanzas. Así como también una  mayor prevalencia de las soluciones híbridas / multinube, que permiten mover cargas de trabajo entre nubes públicas y privadas y facilitan mayor control sobre los recursos informáticos”, señaló Federico Zaballa, Regional Cloud Pre-Sales & Architect Leader

Internet de las Cosas (IoT)

La tendencia a un mundohiperconectado e inteligente hará que se expandan las redes de IoT (sensores y dispositivos e infraestructura conectados que recopilan, transmiten y procesan datos). Un estudio prevé que el mercado global IoT crecerá de US $478 mil millones en 2022, a US $2,465 mil millones para 2029, con una tasa de interés anual compuesta de 26% durante el período de pronóstico. Este modelo permitirá interacciones de máquina a máquina más útiles y complejas. En 2023 habrá más trabajo en el desarrollo de estándares y protocolos globales que los dispositivos podrán usar para comunicarse entre sí y funcionar de manera más efectiva.

“Con 5G, los dispositivos IoT se conectarán más rápido y en mayor cantidad; además la comunicación entre ellos se podrá aislar en canales discretos para que no se vea perturbada. Esto dará lugar a dispositivos conectados más fiables para su uso en procedimientos críticos. Sin embargo, como estos dispositivos abren nuevas brechas en las redes corporativas, la seguridad de IoT será una preocupación central: mejorar las capacidades para evitar los eventuales ataques será una prioridad e involucrará herramientas capaces de predicción asistida por inteligencia artificial (IA).” explicó Mariano Fernandoz, BDM Regional de Comunicaciones y IoT de BGH Tech Partner.

Ciberseguridad

Ante distintas situaciones dadas, tanto en América Latina como alrededor del mundo, este concepto cobra cada vez mayor relevancia y es considerada una de las principales prioridades de cualquier organización. Sin embargo, se espera que en los próximos años se tomen las medidas necesarias para minimizar el alcance de los ataques y evitar escenarios donde se ponga en riesgo información privada.

El papel del aprendizaje automático (ML) se expandirá. Los sistemas de detección de amenazas habilitados para IA pueden predecir nuevos ataques y notificar a los administradores sobre violaciones de datos al instante. También habrá un mayor desarrollo de las prácticas proactivas de ciberseguridad tales como las pruebas de penetración y el análisis de vulnerabilidades: se esperan más medidas para garantizar que los dispositivos móviles estén protegidos contra ataques externos. ‍

“Dado que cada vez más empresas y organizaciones migran cargas de trabajo a la nube, se pondrá foco en reforzar y optimizar la configuración de la seguridad en el ambiente cloud, y se buscará que tenga componentes predictivos”, explicó Martín Medina, Business Development Manager en BGH Tech Partner.

Datos

En lo que refiere a los datos, una consultora anticipa que para fines de 2023 las leyes de privacidad de datos cubrirán la información personal del 75% de la población mundial. Por lo tanto, se espera que las regulaciones tengan un importante impacto en las prácticas de seguridad cibernética y en las de gobernanza de datos.

“Si bien el aprendizaje automático y la IA ya son parte del proceso comercial en muchas organizaciones, es fundamental seguir creando conciencia respecto a cómo preparar datos, generar conocimientos y convertirlos en información procesable. En tal sentido podemos esperar el inicio de una etapa de análisis aumentado, en la que estas tecnologías ayudarán a interpretar más rápidamente los datos complejos. Además, es esperable un aumento en la automatización del análisis de big data, lo que aportará más capacidad para manejar múltiples flujos de datos de una sola vez,” agregó Cristian Rojas, CTO de BGH Tech Partner.

A pocos meses para el nuevo año, es importante empezar a prever estrategias para anticiparse ya que la forma en la que las organizaciones implementen las nuevas tecnologías puede marcar un antes y un después en el devenir de sus negocios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.