Innovación es una alternativa sustentable y amigable con el medio ambiente, y cuenta con la colaboración de mujeres recolectoras de algas de la Isla Santa María.

Con una ceremonia en el Campus Coloso de la Universidad de Antofagasta, finalizó el proyecto «Transferencia desarrollo de productos de consumo animal y eco-envases de macroalgas», bip 40014838-0, iniciativa impulsada por la Universidad de Antofagasta que cuenta con el patrocinio del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional, FIC-R 2018.

El proyecto, considerado de innovación, tiene como uno de sus objetivos desarrollar eco-envases con algas de la costa del norte del país, para lo cual se necesitaba contar con maquinaria que no existía, por lo que se debió realizar un trabajo arduo entre el equipo del proyecto y los proveedores para diseñar, hacer el prototipo de las máquinas, probarlas, hasta cumplir con lo que se estaba pidiendo.

Al respecto, la directora del proyecto y académica de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UA, Dra. María José Larrazábal Fuentes, manifestó que su ejecución inició en plena pandemia, por lo que al principio tuvieron dificultades para avanzar, principalmente en lo referente a temas administrativos, así como encontrar proveedores de algas. “Tuvimos que ampliar la búsqueda no sólo en Antofagasta, sino que también en Caldera e Iquique, lo que finalmente fue un beneficio, ya que nos permitió evaluar más de lo que teníamos contemplado”, dijo.

La académica de la UA agregó que, con todos estos procesos, finalmente lograron completar los objetivos. “Tenemos un 98% de eficiencia en el proceso, trabajamos con un equipo multidisciplinario y muy comprometido, lo que es muy satisfactorio”, enfatizó la Dra. Larrazábal.

La jefa del proyecto, Patricia Echeverría, bióloga marina y magíster en gestión de proyectos, comenta que el resultado de la iniciativa está completamente enlazado al objetivo de triple impacto que buscaban como equipo. “Socialmente queríamos dar la posibilidad de uso del alga Ulva sp. para generar Eco-envases con el producto recolectado por las algueras, generando así mayores competencias en las mujeres del mar, quienes representan el 10% dentro del sector pesquero y el 82% dentro del sector algas, en Antofagasta. Económicamente, buscábamos dar valor agregado a los recursos marinos, diversificando la matriz económica regional y medioambiental. Pero además, estos envases son compostables, por lo que en su etiqueta tienen las instrucciones de cómo se pueden plantar. Y al ser adicionados a la tierra, se requiere menos agua, ayudando a disminuir la huella hídrica de los usuarios”, destacó la investigadora.

RECOLECTORA

Este proyecto es pionero en cuanto a incorporar como ejecutora, a una mujer recolectora de algas, perteneciente al Sindicato Miras al Futuro, Caleta El Bote de la Isla Santa María, la Sra. Narcisa Tapia Rivera, quien calificó su experiencia en esta instancia como un acierto de la Universidad de Antofagasta al integrar a mujeres del mar. “Me siento tremendamente agradecida de esta oportunidad, aprendí mucho. Es primera vez que un proyecto de investigación, nos da la posibilidad de estar y participar de todas sus etapas y del proceso que finalizó con un producto a base de algas, por lo que me siento muy orgullosa de haber adquirido los conocimientos que en un futuro transmitiré a mis compañeras”, expresó. 

Al respecto el Vicerrector de Investigación, Innovación y Postgrado de la UA, Dr. Rodrigo Iturriaga Agüera, destacó la importancia del proyecto para el plantel estatal, ya que responde al compromiso con el desarrollo sostenible del territorio. “Es una iniciativa de gran relevancia para el desarrollo de innovación tecnológica con respeto por el medio ambiente. Este proyecto de eco-envases de macroalgas de la costa, representa un hito en el ámbito de la investigación y la innovación que se genera en la Universidad de Antofagasta, siendo un fuerte impulso para la formación de equipos multidisciplinarios de profesionales e impactando de manera positiva en el desarrollo de la innovación en el norte de Chile”, afirmó.

Los prototipos de bandejas de huevos y platos a partir de algas son completamente naturales, sin aditivos, y su proceso de elaboración se encuentra disponible para empresas y asociaciones de recolectores interesados en implementar este proyecto con el apoyo de la Universidad de Antofagasta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.