Permitir la continuidad de las iniciativas de MOP, proteger los empleos y reactivar la economía, son parte de los objetivos que tiene el plan de la cartera de Obras Públicas que busca aplicar el reajuste polinómico en los contratos vigentes, esto debido al alza en los precios de los materiales de construcción, escenario que ha afectado el contexto regional, nacional e internacional. 

Una medida generada gracias al trabajo entre MOP, el Ministerio de Hacienda y la Cámara Chilena de la Construcción, y que fue valorado por el seremi de Obras Públicas, Oscar Orellana. 

“Estas son buenas noticias para el rubro de la construcción y para sus equipos de trabajo, ya que desde nivel central hay una estimación que en nuestra región hay un universo de 56 proyectos que potencialmente podrían postular a este beneficio”, según indicó el seremi MOP.  

El reajuste polinómico se basa en la modificación transitoria al Reglamento de Obras Públicas (DS75), y se aplicará a todos los contratos vigentes de las direcciones de Vialidad, Aeropuertos, Obras Portuarias, Arquitectura y Obras Hidráulicas. 

Orellana además indicó que, “el reajuste polinómico es de carácter opcional, y el contratista es quien debe realizar la gestión a la dirección de MOP relacionada a su proyecto, a través de una carta. Luego de esta solicitud, se analiza caso a caso según ciertos requisitos que pedimos como Ministerio”. 

Una condición esencial para postular al reajuste es que las empresas deben contar con estado de pago desde septiembre de 2021, que es el mes con mayor alza de materiales. Dicho trámite se puede realizar hasta el 31 de marzo del año 2023. 

De acuerdo a estimaciones del Ministerio, este reajuste polinómico impactará al 82% de las empresas que hoy tienen contratos con el MOP, abarcando un universo potencial de 1.423 contratos correspondientes a 436 empresas a nivel nacional.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.