María Rosa Cornú, académica de la U. San Sebastián entrega algunas recomendaciones para manejar el nerviosismo previo a la Prueba de Acceso a la Educación Superior y lo que no debes olvidar ese día tan importante.  

¿Vas a rendir la Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES), y te encuentras nervioso o no estás durmiendo bien en las noches? Es bastante probable que sufras de ansiedad. Se trata de una sensación normal cuando se enfrenta un examen, un problema difícil, o una decisión importante.

Algunas veces esta sensación puede provocar que una persona se quede completamente en blanco o interfiera en su concentración o rendimiento. Por eso, es muy importante manejar este tipo de cuadro. María Rosa Cornú, directora nacional del preuniversitario PREUSS y Vinculación Escolar, de la U. San Sebastián entrega algunos consejos.

Lo que se debe hacer

“Es importante realizar una rutina que combine una buena alimentación (saludable), alguna actividad física o recreativa que permita la distracción pues se deben respetar los ciclos de atención, concentración y descanso, realizar ejercicios de relajación y respiración consciente, repasar sólo algún contenido que amerite un último refuerzo y planificar con anticipación el día de la rendición y sus detalles (hora de levantarse, qué desayuno tomar, establecer y repasar la ruta de llegada desde la casa al lugar de rendición, revisar la documentación requerida, entre otras acciones)”.

Agrega que otras acciones que se pueden realizar son: “Repasar los días previos a la rendición la rutina que se realizará ese día. Tener claridad (de forma anticipada) de las acciones que debo ejecutar como estudiante, contribuye a disminuir sensaciones de ansiedad y nerviosismo. Un proceso planificado deja poco espacio a la improvisación y eso, favorece la seguridad en lo que se hace. Realizar ejercicios de relajación también aporta de manera positiva”.

Lo que debes evitar

La académica señala que no están recomendadas las maratones de estudios “pues por tiempo y capacidad humana no se puede reforzar en profundidad todos los ejes temáticos y contenidos abordados en cada prueba”.

Tampoco tener una alimentación poco balanceada “pues causa incomodidad y malestares en el organismo que intervienen de forma negativa en la concentración y por consiguiente, en el rendimiento”.

Otro elemento que no es recomendable es dormir poco pues el descanso y el respeto de los ciclos de sueño/vigilia son necesarios siempre antes de vivir una experiencia de alta demanda cognitiva.

El día de la prueba

Para el día de la prueba la docente aconseja tener presente lo siguiente:

Llevar el documento de identificación (Cédula de Identidad Chilena o Pasaporte, según corresponda); la Tarjeta de Identificación impresa, con el local asignado; lápiz grafito N°2 y, goma de borrar.

“Se sugiere (pues no es obligatorio) llevar una mascarilla en caso de tener aglomeraciones en los espacios o si alguien se encuentra enfermo y, opcionalmente, alcohol gel. Seguir cuidándonos es tarea de todos”, concluye Cornú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.