Ya ha pasado una semana desde que casi trescientos mil estudiantes rindieron por primera vez en nuestro país la Prueba de Acceso a la Educación Superior (PAES), que remplazará definitivamente a la Prueba de Selección Universitaria (PSU) y a la Prueba de Transición (PDT), que se aplicaron en los últimos años.

Se trata de un cambio sustancial en los mecanismos de medición y evaluación de las capacidades de las y los estudiantes, considerando una serie de cambios importantes e incluyendo la priorización curricular realizada por el MINEDUC, que contempla los efectos educacionales de la pandemia.

De hecho, la subsecretaria de Educación Superior, Verónica Figueroa, señaló que “estas pruebas son el resultado del trabajo realizado junto al Comité Técnico de Acceso al Subsistema Universitario para transitar hacia un sistema más equitativo y justo, que pone al centro a las y los postulantes, y que además reconoce la diversidad de sus talentos”.

Sin embargo, no constituyen la única forma de acceso a la educación superior, entendiendo como tal a toda la gama de carreras que se imparten para estudiantes que egresaron de cuarto medio.

Si bien la PAES mide las competencias y capacidades para desempeñarse de manera exitosa en la educación superior, no es menos cierto que existen numerosos programas que se dictan en institutos profesionales y centros de formación técnica, y que cuentan con la misma calidad de académicos, materiales y dependencias.

Es el caso, por ejemplo, de Santo Tomás Antofagasta, que cuenta con tres instituciones funcionando en paralelo y bajo el mismo techo, en su imponente edificio de calle Iquique, en pleno barrio Bellavista.

Ahí la universidad cuenta con ocho carreras profesionales, destacando Derecho, Ingeniería Comercial, Nutrición y Dietética, el plan de continuidad de estudios en Ingeniería Civil Industrial y el programa de Bachillerato en Ciencias, entre otros, que cuentan con infraestructura de primer nivel, una planta académica con alto porcentaje de posgrados y una importante vinculación con la comunidad.

Pero también existen otras 28 carreras repartidas entre el instituto profesional y el centro de formación técnica de Santo Tomás en Antofagasta, las que no exigen la rendición de la PAES y que abren otros caminos al sueño de estudiar en la educación superior.

Al respecto Leonor Varas, directora del Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE) de la Universidad de Chile y órgano responsable de la PAES, fue enfática al decir que “es primordial enfatizar que la prueba es importante, pero no se va la vida en ella, porque siempre hay opciones y oportunidades, pues la existencia da muchas vueltas”, haciendo alusión a las múltiples vías que existen hoy para acceder a la educación superior.

Incluso en este ámbito es posible encontrar carreras que hasta hace un tiempo no existían, y que se están haciendo cargo de los nuevos desafíos de la industria, como es el caso del Técnico en Energía Solar, en Automatización e Instrumentación Industrial, Gestión del Medio Ambiente, Actividad Deportiva, Mantenimiento Industrial, entre otras, las que se pueden revisar en la página www.tupuedes.cl.

Además el Departamento de Admisión ha dispuesto un horario extendido para atención de público, el que incluye el sábado desde las 9:00 a las 14:00 horas, donde las y los interesados pueden realizar consultas relacionadas con la matrícula, pero también con los distintos beneficios que ofrecen tanto las instituciones Santo Tomás como el estado a quienes deseen estudiar una carrera técnica de nivel superior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.