• Gabriela Mistral y Pablo Neruda fueron premiados en 1945 y 1971, respectivamente; y sus legados se mantienen vigentes hasta la actualidad.

Este sábado 10 de diciembre es un día especial, ya que se cumplen los aniversarios de las entregas de los premios Nobel de Literatura a Gabriela Mistral (1945) y a Pablo Neruda (1971). Son 26 años de diferencia, pero ambos escritores están unidos por el reconocimiento que los ubica en lo más alto de las letras no solo de nuestro país, sino también de la historia universal.

La significativa fecha es una gran oportunidad para revivir sus obras y empaparse con las prosas de los literatos para homenajear sus máximos galardones.

Gabriela Mistral recibió el premio Nobel de Literatura el 10 diciembre de 1945, debido a, según la academia, “su obra lírica que, inspirada en poderosas emociones, ha convertido su nombre en un símbolo de las aspiraciones idealistas de todo el mundo latinoamericano”.

Neruda, en tanto, obtuvo el máximo galardón de la academia sueca el 21 de octubre de 1971, porque su poesía tenía “la acción de una fuerza elemental que da vida al destino y los sueños de un continente”. Sin embargo, el poeta recibió el premio el 10 de diciembre del mismo año.

MÁS QUE UNA EFEMÉRIDE

Para María Constanza Castro, Mag. en Literatura Hispanoamericana y académica de la Escuela de Periodismo de la Universidad Católica del Norte (UCN), los aniversarios de las premiaciones son perfectos para no quedarse en la efeméride o en la estatuilla, sino que dan pie para empaparse en la prosa de los literatos y analizar sus obras desde otras perspectivas.

“Los premios son algo positivo. Sirven porque las personas ‘se ponen al día’ con las obras, si es que no las han leído, y se genera interés. Así, entran a conocer nuevos autores. Con los premios se dan a conocer y se publican las obras de los autores. Mientras más arte y cultura circule en el interés de las personas, mejor”.

La docente invita a leer obras no tan conocidas de los autores, como “Locas Mujeres”, de Gabriela Mistral; o el poemario “Residencia en la Tierra” de Pablo Neruda; las que encuentra sobresalientes.

SOBRE EL GALARDÓN

Específicamente, la magíster en Literatura Hispanoamericana cree que las razones de las premiaciones se deben a que Mistral y Neruda eran artistas integrales. “Mistral era más que una poetisa: era una intelectual de gran peso. Lo contrario de Neruda, pero este tenía mucha injerencia y contactos. Estaba muy metido en el ambiente”, comenta.

Sobre las posibles polémicas y las historias que aparecen analizando las historias de ambos escritores, la docente comenta que el premio se da en términos intelectuales. “El premio se da por eso; por la obra, no por la vida de las personas. Los de la academia no tenían porqué saber qué cosa hicieron o no Neruda y Mistral. Ambos tienen méritos para haber recibido el Nobel”.

Sin embargo, es incisiva y crítica al momento de advertir las anécdotas más complicadas de los próceres. Con Neruda, por ejemplo y su confesión en su obra “Confieso que he vivido” o Mistral y Yin Yin.

OTROS EXPONENTES

Sobre otros autores nacionales que podrían optar por un premio Nobel, la académica de la UCN cree que existen muchos al nivel de ser merecedores. “Enrique Lihn, Pablo de Rokha, Vicente García-Huidobro o muchos otros poetas destacados que, lamentablemente, no son tan conocidos”, explica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.