Iniciativa impulsada por la Universidad de Antofagasta consideró talleres, charlas y salidas a terreno para representantes de distintas organizaciones de la comuna.

Dirigentes sociales pertenecientes a la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, Agrupación Mujeres del Norte y la Corporación de Campamentos Américas Unidas, fueron certificados en salud comunitaria gracias a una iniciativa impulsada por la Dirección de Vinculación con el Medio y Extensión de la Universidad de Antofagasta, junto a la Facultad de Medicina y Odontología del mismo plantel.

El proyecto, denominado “Formación de líderes comunitarios en Salud Pública” y liderado por la académica Lila Vergara Picón, contempló capacitaciones, talleres y salidas a terreno para 28 dirigentes. Todo ello, con el objetivo de aportar al mejoramiento de la salud comunitaria mediante la transferencia de información de gran valor sobre conductas preventivas y políticas públicas sanitarias.

Además, se certificaron como colaboradores del proyecto 19 estudiantes de las carreras de Medicina y Obstetricia de la UA, quienes participaron activamente, apoyando con clases a los participantes y, a su vez, involucrándose con temáticas de salud comunitaria.

Lila Vergara, académica de la Facultad de Medicina y Odontología, expresó que la iniciativa se desarrolló tal como se había planificado, logrando resultados satisfactorios. “Esperamos optimizar la adherencia comunitaria a políticas públicas sanitarias destinadas a elevar el nivel de salud de las poblaciones a las cuales pertenecen los líderes, además de aumentar el reconocimiento comunitario a sus propios liderazgos locales. Estoy muy agradecida de la participación, pues la salud pública es muy importante no sólo para estar sanos, sino que también para entender que el bienestar de uno está estrictamente imbricado con el del otro”, explicó.

Por su parte, Patricia Labra Pérez, dirigenta de la junta de vecinos Cardenal Samoré, comentó que fue una gran experiencia donde, tanto ella como sus compañeras, aprendieron mucho. “Las clases fueron muy dinámicas y lúdicas, y pudimos educarnos en temas muy diversos, como salud mental, sexualidad responsable, reciclaje, entre otros. Estamos muy agradecidas de la universidad y esperamos que continúen realizando este tipo de iniciativas que aportan al bienestar de los vecinos y vecinas de la ciudad”, dijo.

Dentro del programa del proyecto, los beneficiarios, en su mayoría mujeres, participaron de salidas a terreno a la planta desaladora de Aguas Antofagasta y al relleno sanitario Chaqueta Blanca, donde pudieron constatar in situ las iniciativas que ambas organizaciones están desarrollando en materias como el reciclaje de agua y residuos domiciliarios.

Cabe destacar que las clases se realizaron en las dependencias de la universidad y contaron con el apoyo del plantel académico y profesionales de la Seremi de Salud de Antofagasta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.