Escolares participaron en gira tecnológica a Santiago junto a académicos y monitores de la Universidad de Antofagasta, donde visitaron empresas que aplican economía circular en sus procesos y conocieron de cerca diferentes iniciativas e innovaciones.

Cinco estudiantes del Giant School fueron los ganadores del proyecto de la Universidad de Antofagasta, «Desafiando la sustentabilidad circular en los jóvenes», y tuvieron la oportunidad de realizar una gira tecnológica a Santiago, donde visitaron diferentes pymes que aplican economía circular en sus procesos.

Esta iniciativa, liderada por la académica del Departamento de Ingeniería Industrial de la UA, Paulina Carrasco Cortés, corresponde a un proyecto financiado a través del Fondo de Innovación para la Competitividad Regional, FIC-R.

La docente explicó que “el desafío consistió en movilizar los conocimientos de economía circular y prototipado 3D, que los estudiantes habían adquirido en el transcurso del proyecto, y plasmarlos en los prototipos que ellos mismos diseñaron y que fueron impresos y trabajados con ellos».

Los estudiantes ganadores fueron Thiare Olguín Araya, Fernanda Lizama Rojo, Vicente Paredes Ahumada, Cristopher Rojas Naranjo y Julieta Lozano Cortés, a cargo de su profesor Marco Antonio Cáceres Torres.

El proyecto tuvo una duración de dos años, donde los participantes pudieron aprender conceptos y aplicarlos en sus propios proyectos, guiados por monitores de la Universidad de Antofagasta.

Visita Técnica

Los jóvenes ganadores acompañados por la directora del proyecto, académica Paulina Carrasco Cortés y la académica Ingrid Jamett, integrante del equipo, además de su profesor, un apoderado y los monitores, tuvieron la oportunidad viajar a la capital para visitar varias pymes que aplican economía circular en sus procesos.

Es así como conocieron el Hub Providencia, Espacio Maker y la empresa kiklos, «todos emprendimientos relacionados a temas de economía circular, es decir, no solo reciclaje, sino también reutilización de piezas, remanufactura y reacondicionamiento», explicó la académica.

Juan Francisco Pastén, coordinador de monitores del proyecto, destacó que «fue una visita muy grata, tanto para los chicos ganadores como para nosotros, ya que pudimos conocer emprendimientos que aplican en sus procesos aspectos que nosotros conocíamos sólo en la parte teórica».

El joven añadió que «vimos cosas que no sabíamos que se podían reciclar, por ejemplo el pelo, por lo que fue una experiencia muy buena, llena de conocimiento».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.