Esta mañana se presentó el mural “Mujeres líderes y empoderadas en gestión del riesgo de desastres”, que se desarrolló a través del programa mosaico y género que ejecuta el proyecto AdaptaClima. El mural quedó plasmado en la sede de la junta de vecinos Balmaceda, ubicada en el sector de la Quebrada Bonilla que está próxima a la construcción de vías aluvionales.

AdaptaClima implementa una estrategia de relacionamiento comunitario, educación y comunicación con el objetivo de que las personas tomen conciencia sobre los riesgos relacionados al cambio climático. En este sentido, por medio de la elaboración del mural se enfatizó el rol de la mujer adulta frente al cuidado de las obras de control aluvional.

El programa de género y mosaico ofreció 10 talleres certificados y abordó la importancia del enfoque de género, los efectos del cambio climático y las medidas de mitigación que se han construido en la ciudad, como son las obras de control aluvional. Además, se realizaron talleres sobre las distintas técnicas de elaboración de murales, como es el mosaico.

María Salva fue una de las 13 mujeres que participaron en el taller. Para María, ser parte de esta iniciativa fue maravillosa, nos deja una enseñanza muy grande, aprender las técnicas y vernos reflejadas en el mural nos deja muy contentas”

La actividad se desarrolló de manera conjunta con la Seremía del Medio Ambiente de Antofagasta. “Este mural va a representar por muchos años cómo las mujeres toman un rol protagónico en el cuidado de la comunidad y sus hogares, además que les entregó herramientas para que ellas puedan crear arte con sus propias manos y seguir aportando en su sede”. Comentó Gustavo Riveros

Asimismo, se contó con el apoyo de la Seremía de Obras Públicas de Antofagasta “Este mural es muy lindo, recoge la historia de lo que fue el aluvión del 91 y tiene una mirada hacia el futuro, este mural está asociado a las obras de control aluvional que construye nuestro ministerio, y la relación de lo que fue y lo que se quiere hacer, es lo que se encuentra plasmado muy bien en este mural. Señalo Oscar Orellana

Estos murales, a más de embellecer el entorno de la sede vecinal, es un recordatorio para las vecinas de su rol frente a la prevención y preparación comunitaria frente a los efectos adversos de los riesgos climáticos. Como lo explica Anahí Encina, coordinadora nacional de AdaptaClima, “Uno de los ejes estratégicos del proyecto, es la transversalización del género, a través de este programa de capacitación permitió promover y fortalecer el rol que cumplen las mujeres frente a los eventos climáticos, mensaje plasmado en un mural visible para toda la comunidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.